domingo, 11 de octubre de 2009

Características del Siervo de Dios


¿Alguna vez has servido para algo? o ¿para alguien?

Si hablo en serio, bueno, escribo en serio. ¿Alguna vez te has puesto a pensar para que has sido útil todo este tiempo que llevas de respirar, y de ocupar un lugar en la tierra? ¿lo has aprovechado bien? ¿ha valido la pena? Piénsalo por un momento... ¿Ya? Bien, mantén esos recuerdos en tu mente mientras continúas leyendo este texto.

En esta ocasión quiero compartirte algo acerca del mejor servicio que un ser humano con vida puede prestar: "El servicio a Dios".

Así que comencemos con lo primero ¿Qué significa servir? Fíjate bien, según la Real Academia de la Lengua Española servir significa:

1. Estar al servicio de alguien.

2. Estar sujeto a alguien por cualquier motivo haciendo lo que él quiere o dispone.

3. Ejercer un empleo o cargo propio o en lugar de alguien.

4. Hacer las veces de otro en un oficio u ocupación.

5. Aprovechar, valer, ser de utilidad.

6. Ser soldado en activo.

Wow, creo que esa Academia está más ungida de lo que pensaba. ¿Te das cuenta? Cuando tú sirves a alguien no nadamás le eres de utilidad, sino que le representas y tomas su lugar haciendo el trabajo que a él le corresponde. Eso significa que, cuando servimos a Dios, no únicamente estamos siendo soldados activos de Su ejército, también estamos representando Su nombre y tomamos Su lugar como instrumentos útiles para cumplir su voluntad.

¿Que privilegio tan inmerecido no lo crees? Pero espera, eso no es todo. La Bilblia dice que cuando servimos a Dios, ÉL no nos envía asi nadamás ni nos abandona a nuestra propia suerte. Hay un reglamento que Dios nos dejó para todos aquellos que quiciéramos servirle, en el cual se especifican claramente cada uno de los derechos y obligaciones del servicio a Dios. Es algo así como el "Reglamento Oficial para el Servicio Divino del Reino de los Cielos". Bueno, en realidad es mucho más sencillo que eso, y se encuentra en libro de Isaías...

Lo que le toca a DIOS:
Isaías 41: 9-10, 13

"Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí y no te deseché.
No temas porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
Porque yo Jehová tu Dios soy quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo".

En síntesis, DIOS...

-Te tomó

-Te llamó

-Te escogió (creyó en tí)

-Está contigo (te acompaña)

-Te esfuerza (te da fuerza cuando ya no tienes, ..."multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas" Is 40:29)

-Te ayudará (lo mencioná dos veces por si no le crees)

-Te sustentará (sustento: conjunto de cosas necesarias para vivir, mantenimiento, alimento)

-Te sostendrá (sostener: sujetar a alguien o algo para impedir que se caiga, se manche o se mueva).


Lo que te toca a Tí:
Isaías 42: 1-4, 7

"He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles.
No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia.
No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley.
Para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas".

En síntesis, , siervo de Dios...

-Traerás justicia a las naciones (Harás lo bueno, extenderás mi reino)

-No gritarás, ni alzarás tu voz, ni la harás oír en las calles (No buscarás tu propia justicia, no te quejarás, no murmurarás ni te meterás en chismes)

-No quebrarás la caña cascada (cascar: quebrantar o hendiruna cosa quebradiza. No lastimarás al débil, lo defenderás)

-No apagarás el pábilo que humeare (No harás menguar tu fe, ni la de tus hermanos. Tendrás cuidado de ella)

-No desmayarás (aun cuando ya no sea fácil, saldrás de tu comodidad y no te vencerás. Yo te daré esfuerzo)

-Abriras los ojos de los ciegos (Traerás a mi verdad a los que están engañados por el enemigo, para que sus vendas caigan, y puedan ver)

-Sacarás de la cárcel a los presos (Traerás al conocimiento de mi verdad al cautivo, para que sea libre)

-Sacarás de casas de prisión a los que viven en tinieblas (Traerás a mi luz admirable, a los que viven en las tinieblas del pecado)

¿Notaste que son el mismo número de comisiones tuyas y de comisiones de Dios?

Con la diferencia que las acciones y dádivas de Dios están en los tres tiempos: pasado, presente y futuro. Porque Dios YA COMENZÓ SU PARTE. ÉL ha sido fiel, es fiel, y será siempre fiel. Tus comisiones están todas en futuro... ¿Ya habrás comenzado? ¿serás fiel?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada